“Derechos en pro de tecnologías maquiavélicas”

 

Igualdades imperfectibles ante la condición de libertad del ser humano

Las tecnologías (programación de ondas; física cuántica) desarrolladas por el proyecto MK Ultra, en nuestra realidad, indefectiblemente se vienen empleando, y de manera más perniciosa aún, pues las ondas; frecuencias con respecto al cuerpo humano, se tornan invisibles, metafísicas para un ingente sector del vulgo. Hasta el momento, ningún ente ha logrado manifestar, por lo menos no abiertamente al público, la identificación de la fuente física externa que origina acúfenos, en consecuencia, estrés; estos dos últimos padecimientos, forman parte de diagnósticos psiquiátricos, tales como la esquizofrenia y psicosis.

Postulados por diversas conjeturas, como ondas; frecuencias (equivalencias trabajan en el cerebro) que no pueden identificarse con facilidad, pues estas en dirección al individuo se remiten a casos aislados, y también debido a la ignorancia en relación a estas cientificidades de la tecnología. Actuarían a condición de inteligencias artificiales o humanas. Estas maniobras podrían llegar a ser congruentes, por esto, planteo que es un operario-individuo, quien viene a tomar la decisión final y manipula-opera, según su psicología. De un modo equivalente funcionan las antenas o satélites.

“Cientos de pacientes mentalmente enfermos que fueron sometidos a experimentos bárbaros financiados por la CIA, llevados a cabo por un doctor escocés, podrían por fin recibir compensación económica siguiendo una decisión judicial.”

Fuente: http://es.scribd.com/doc/49244801/MK-Ultra

Estas cientificidades se acoplan a nuestros cuerpos, organismos electromagnéticos; de este modo, resulta conveniente denominarlos. Los individuos que identifico, sobre todo son pa pacientes psiquiátricos y relacionados a los acúfenos-chirridos que originan estrés. Los primeros, suelen y deben ser declarados inimputables. El estado les dispensa antipsicóticos que, para mis conclusiones son equivalentes a la compensación económica que se les otorgará a los sometidos por el MK Ultra. A fin de cuentas, la interrogante que surge es la siguiente: ¿Quién o quiénes, teleoperan, directa o indirectamente, la fuente de la causas, originándose así los síntomas que después, como corpus malditos, convergen en padecimientos inoculables e incurables para la medicina convencional. ¿Qué organismo nos hace perder la razón?

 

“La esquizofrenia, psicosis, acúfenos y estrés, enfermedades no infecciosas en general,  siempre han de guardar relación con la artificialidad”

 


La Asociación Cultural Iberoamericana SCORZA está inscrita en el Registre d'Associacions de la Generalitat de Catalunya, con el número 35.181.