Carlos Oyague Pásara y su poemario "Huellas"

(Presentación a cargo de Jorge Varas en un acto organizado por la Asociación Cultural Iberoamericana "Scorza" - Barcelona 15 de Setiembre 2018)

Carlos Oyague Pásara nació en Lima en 1945. A temprana edad fue seducido por la Literatura, carrera que estudió en la Universidad de San Marcos. Desde hace años, viene desarrollando una intensa actividad poética tanto en España como en Perú.

Sus libros, entre ellos: “Momentos” publicado el año 2014“Horizontes” (2016) “Huellas” ( 2018) han sido presentados por diversas instituciones culturales y se les puede encontrar además en numerosas bibliotecas.

Ha obtenido premios como:

Premio de poesía del “Círculo Artístico Literario Semillero Azul” (Barcelona 2016)

Premio de poesía de la “Asociación Cultural Poética Luz de Luna” (Barcelona, 2017)

“Huellas”, a mi entender, es la obra cúspide en la poética de Carlos Oyague Pásara. El poeta toma de la Tierra, la vida y el espíritu, las esencias integrales que elevan su visión del Hombre y la condición humana. Su poesía es honda en su raigambre y vasta en su extensión, valores alcanzados a base de inspiración y arduo trabajo literario

Maestro indiscutible en el arte de componer sonetos, décimas, alejandrinos, octosílabos y todo tipo de versos, empleando sutiles metáforas, acentos dominantes, rítmicas rimas. Su métrica denota alto dominio de las técnicas de la creación poética. Ajusta su esquema silábico para que la matemática de sus versos, le facilite y precise la expresión deseada. Y su mensaje fluye con natural amplitud.

Idea, sentimiento, fantasía, exaltación, todo se conjuga y adquiere forma poética en el libro de este vate peruano.

El poemario está estructurado en capítulos formados por versos moldeados con arte y tiento que son como huellas perennes que el tiempo conserva.

En el capítulo “Amigos” valoriza la amistad, sentimiento elevado que embellece el alma. La relación amical desinteresada que produce alegría y fraternidad. Con poesía se engalana el arte de compartir amistad verdadera.

En “Perú mi patria”, evoca la grandeza de la tierra Inca. El imponente Macchu Picchu, el pintoresco distrito de Barranco, la gente romántica y bohemia aficionada a la jarana tradicional. Poetiza sus recuerdos, experiencias y hasta el tema de los libros publicados por sus amigos. “Emigrante” es un poema que me lo dedicó con aprecio y que aprovecho para reiterarle mi agradecimiento.

En “España mi casa”, destaca los valores del país que lo acoge, los fundamentos del idioma castellano, los legados literarios de Cervantes, Bécquer, Vallejo y otros escritores ligados a la historia cultural de España.

En el capítulo “Poesía Moral y crítica”, apabulla a la ignorancia, al fanatismo y la ambición inmoral y aconseja no perder el sentido de la vida, los sueños, los valores de la verdad, bondad, honradez y el amor al prójimo, todo aquello que nos hace ser mejores cada día.

En “Poesía lírica”, desvela amores misteriosos y prohibidos. Sus sonetos románticos son gritos amplificados del corazón, conmociones de amantes voluptuosos. Cupido inflama los pechos y hace soñar idilios eternos, pasiones ardientes, el amor que siempre triunfa en el mundo.

En “Humor e ironía”, invoca a las deidades del Parnaso a favorecer su inspiración para abrochar con arte sus rimas acompasadas, sus cantos telúricos y poemas orlados con versos floridos.

En el capítulo “Personal”, se reconoce cantor y poeta, desde la tierra madre. Con voz vehemente y sonora, versifica reminiscencias y añoranzas de su existencia. Con las artes de la rima escogida, recoge las huellas que dejó impregnadas en el camino y las recompone dándoles estructura poética.

En “Varios temas”, nos susurra al oído palabras melódicas, frases musicales, cánticos de sinfónica poesía.

El poeta, con su lira mágica, el poeta nos cautiva y sumerge en un paraíso semántico, donde vibra, con fuerza magnética, el sentir del Pueblo del que procede. Su verbo singular captura los sentidos por el efluvio de su contenido artístico, psicológico y filosófico. En su poesía fondo y forma se integran en rica mixtura de ideales, sentimientos y pasiones que reflejan sabihonda interpretación de la naturaleza y el alma humana

Aeda irónico y generoso, inquieto pintor de crudas realidades como la inmigración, las antinomias sociales y políticas. Su fina pupila capta los horizontes de la vida. Se conmueve ante la fuerza del mar o una simple imagen nativa, o alude con humor fiesta criolla al son de melódica guitarra. Luego vuelve la mirada poética a pasajes de la Historia: Dos de Mayo, Arica, otra vez Lima y la casera España. Las musas de la poesía insuflan sus venas y le inspiran.

Es noble y sincero. Revela sus vivencias personales y el rayo de luz que alienta su canto y esperanza. Se ha nutrido de los poetas clásicos y es humanista, apuesta por la salud espiritual del hombre. Es además crítico constructivo, busca la verdad que esconden la Filosofía y las Artes. Y siempre fiel a su compromiso con la Poesía y la suerte de sus semejantes.

Con "Huellas" este innato cantor del Pueblo, reafirma su personalidad poética. Con sus rimas milimétricas, versos pulidos con armonía, estética lingüística, con todo lo que fluye de su fértil pluma se consagra como una de las voces más sonoras en el panorama actual de la poesía en lengua castellana siendo merecedor del mayor reconocimiento de la crítica literaria.


La Asociación Cultural Iberoamericana SCORZA está inscrita en el Registre d'Associacions de la Generalitat de Catalunya, con el número 35.181.