MUJERES LATINOAMERICANAS

Una merecida y bien organizada fiesta de género, se llevó a cabo los días 7 y 8 de Noviembre. Un espacio con voces propias y diversas que debe mantenerse, para sostenernos ante la vorágine de nuestro tiempo. Saludamos a las Mujeres que hicieron posible este Encuentro: Betty Purto, Janet Vallejos, Solange Terceros, Gladys Noldi, entre otras más. Pero queremos destacar a las tres mujeres peruanas que, infatigables, cumplieron su tarea desde los inicios del Encuentro de Mujeres Latinoamericanas en Cataluña: UN CONTINENTE, DIVERSAS VOCES.

 

  • URSULA SANTA CRUZ: Madera de mujer de nuestro tiempo, viene desarrollando proyectos de género desde Perú. Inteligente, revolucionaria y lideresa, no deja de sorprendernos gratamente con cada evento convocado por ella. Sabemos de sobra, que el motor de impulso, el alma y la fuerza del Encuentro fue Ursula, quien puso la primera piedra. Auguramos y deseamos para Ursula Santa Cruz, un futuro amplio y luminoso.
  • ELIZABETH MALDONADO: Con la cámara en ristre va capturando efímeros instantes de la vida, eternizando el tiempo, haciéndolo constante. Ella simboliza a la mujer activa y creativa que necesitamos para imprimir en la memoria que escribimos día a día, nuestro paso por la vida, nuestra risa, nuestras horas de trabajo y de alegría. Elízabeth, mujer y comunicadora, algún día la magia de hacer eternos los momentos frágiles, te rendirá un aplauso, por no dejar morir en el olvido nuestro quehacer, por introducirnos en la historia de esta tierra que nos acoge.
  • MYRYAM CABRERA: Dirige la primera asociación que se fundara en Barcelona, de danza peruana. Pasea la bandera de su tierra, que es nuestra tierra, con el pañuelo en alto y el zapateo firme. Mujer actual y activa, compagina su labor en una empresa catalana, con el quehacer cultural y asociativo. Myryam es poseedora de la gran calidad y grandeza humana que reconocemos y admiramos. Myryam, el alma de Alma Peruana, eres tú.

 

 

REIVINDICACIÓN


A Ursula Santa Cruz:
Alma y fuerza reivindicativa de la mujer.

Las mujeres latinoamericanas, reivindicamos el derecho a proclamar que nuestro cuerpo es el templo sagrado, donde habita el gran espíritu del alma y de la vida, y que nadie puede ni debe acceder a él, sin nuestro consentimiento; mucho menos, maltratarlo, haciendo uso de la fuerza física o la palabra airada.

Nosotras poseemos la grandeza, desde donde echan raíces lo árboles, cantan las aves y rugen los volcanes. Porque somos el inicio de toda la vida y el consuelo de toda muerte. Por todo esto, nos reunimos para decir "basta ya" al maltrato de género

Mariana Llano.